Toubkal, Ras y Timesguida. Trilogía de cuatromiles en el alto Atlas Marroquí

Recuerdo cuando hace años viajábamos al Atlas en busca de buenas aventuras. Montañas como el Toubkal y sus escarpadas laderas alejadas de la ruta normal nos atraían enormemente. Viajar a aquellas zonas remotas era una auténtica odisea.

Hoy día en día, la comunicación ha evolucionado tanto que el mundo se ha hecho mucho más pequeño sin duda alguna, pero no quita que siga siendo un lugar que los montañeros no nos podemos perder, y que por supuesto, la altitud de esas montañas, superando los 4.000 metros, son un buen comienzo en este mundo de la hipoxia.

Marrakech también ha cambiado mucho. Cada vez más infectado por turistas y por tanto los locales “han perdido el control” convirtiéndose un poco en un circo más que en la verdadera esencia de Marruecos.

Gusta visitar esta ciudad, tiene algo que te atrae, pero como se suele decir por Granada, un ratico. Por el contrario Imlil es una auténtica maravilla que aún conserva ese encanto de los pueblos Berever, y por supuesto en cualquier época del año.

Desde el propio Imlil comenzamos el largo ascenso al refugio, situado a 3.250 msnm. El camino es una maravilla, lleno de vida, agua y por supuesto montañas.

Una vez en el refugio toca descansar y reponer fuerzas para ascender las montañas al día siguiente.

El ascenso al Toubkal se hace llevadero, unos 1000 metros de desnivel en los que sobre todo al principio encontramos las palas más duras.

A pesar de no ser una montaña técnicamente compleja por su ruta normal, todos los años hay decenas de accidentes y varios muertos, no debemos subestimarla, aunque este tipo de imágenes sean frecuentes. Hay que ir equipados para alta montaña.

¿La cima? Una pasada !

Una vez en el refugio de nuevo toca reponer fuerzas para ascender al Ras y Timesguida

Para mi gusto.. de las mejores cimas que hay

Como decía, un viaje que no te puedes perder !

Y sólo queda lo mejor!